Un viejo estanque, salta una rana y ¡chop!. Y con un simple ¡chop!

"tú" desapareces de manera inesperada y no queda nada. Y cuando vuelves a aparecer, queda claro que aquí no hay nadie que logre nada. Aquí solo hay ¡esto!Qué simple y natural, la paz es solo ¡esto! y también, una rana chapotenado en el agua.

 

 

 

  Un viejo estanque

      salta una rana      

 ¡chop!